domingo, 3 de junio de 2012

...Todo sobre la cabeza y el corazón.

... "Siente el pensamiento, piensa el sentimiento." -Miguel de Unamuno
Los seres humanos tenemos muchos defectos, como es evidente, y uno de ellos es, en mi opinión, esas debilidades que nos afectan a todos, y que nos alejan del maravilloso mundo racional para arrastrarnos, invariablemente, a un cúmulo emocional del que es difícil escapar una vez dentro. Hablo, claro, de los sentimientos.
En efecto, la exteriorización de los mismos no es sino un cartel luminoso con la palabra 'débil' escrita en luces de neón. Es más vulnerable aquel que enseña su alma que el otro que parece no tener una. Además, en el terrible caso que uno de esos sentimientos traspasase el muro de contención que a lo largo de los años hemos ido construyendo en torno a ellos, no hay vuelta atrás por que acabaremos llevados por una vorágine emocional que seguramente acabará con nosotros. 
Sin embargo, la gente siente, y con el sentimiento viene el sufrimiento.¿Por qué? ¿Es necesario sufrir y sentir? Ambas palabras van de la mano y riman. ¿Coincidencia? No lo creo...
-B

1 comentario:

Anónimo dijo...

Bienvenida de nuevo a tu Blog. Me alegro que hayas retomado tus dotes literarias.
En efecto quien expresa y demuestra sentimientos parece que es vulnerable y débil. Pero sólo ante ante aquellos (casi todos) que se llevan por la maldad, la envidia y el "deporte" de hacer daño. Otros, los que de verdad te aprecian verán en los sentimientos más de tu verdadero yo, y eso es bueno porque no se puede vivir siempre y ante todos con una máscara. Recuerda que hace daño quien puede y no quien quiere. Bienvenida.