jueves, 26 de agosto de 2010

...Todo sobre la locura.

... "Conocereís la verdad, y la verdad os volverá locos."

La locura es felicidad para unos, tormento para otros, pero ¿Quién sabe lo que pasa por la cabeza de alguien en un momento de arrebato?. Muchas veces la valentía es confundida con la perturbación mental, y vice versa. Pongamos como ejemplo a Juana de Arco: Ella sabía el peligro que corría su país y se dispuso, con todas sus armas a defenderlo. Nadie la creyó, la tacharon de bruja y fue condenada a la hoguera. ¿Coraje o demencia?
Hay muchos tipos de locura, y muchos nos son desconocidos, incluso hoy en día. Hay gente (entre las que me veo incluida) que están realmente locas, aunque muchos sostienen la teoría de que cada uno está mentalmente afectado, de una manera o de otra. Supongo que también apoyo esa teoría y no únicamente por mi... llamémoslo trastorno. Pues bien, el diccionario define la palabra "alienación" como "demencia, locura, vesanía, paranoia" y muchas otras palabras que bien podrían rellenar el hueco permitido para escribir. Las pondría si no tuviese la certeza que vosotros (ni yo, de echo) vamos a ocupar veinte minutos de nuestro tiempo a informarnos sobre los distintos sinónimos y antónimos que Google nos ofrece.
Cualquier adolescente normal, al preguntarla por los distintos tipos de demencia, habría contestado la siempre recurrida "Locura de amor". Sería poco respetuoso para aquellos que piensan así calificarlo de ñoño o cursi, así que procuraré contenerme, y sin embargo, existe. Claro que no como se nos presenta ahora en los cines o el el Corte Inglés. (Véase vampiros inmortales encaprichados de humanas patosas y poco convencionales). No. La locura de "amor" radica en algo tan simple como una lujuria desenfrenada provocada por el fuerte impulso de desear algo que no se posee aún a sabiendas de que el objeto en cuestión es inalcanzable. Si no fuese así, ¿Quién en su sano juicio besaría a un chupasangres?.
Otro tipo de insania mental, es la demencia senil, provocada por trastornos de una enfermedad sobre una persona mayor, no hablaré mucho de ello.
Por último la indisposición mental más común (y de la que me veo afectada) es la denominada: Locura. Sí, así de simple, con mayúscula. No sé exactamente en qué consiste, a unas personas las afecta de una manera, unas la llevan bien otras la llevan mal. Depende de cada uno, de cómo y en qué grado de conocimiento hacia uno mismo queramos llegar a alcanzar. Nadie se llega a conocer a sí mismo, pero la locura es parte del camino.
-B